Puerta de San VicenteLa Puerta de San Vicente es una de las 9 puertas que se encuentran situadas en la murallas de Avila. Es considerada la segunda en relevancia después de la Puerta del Alcázar. Ambas puertas son las más parecidas ya que se construyeron más o menos a la vez y cuentan con los mismos mecanismos de defensa, los cuales se fueron actualizando a medida que se iban creando técnicas más modernas. Las excavaciones arqueológicas efectuadas a su alrededor han dado testimonio de la existencia de una convivencia indígena y romana ya que en uno de los lados de la puerta, tallado en la roca madre, se ha hallado un verraco que forma parte de los restos de la muralla romana y hay otro que se encuentra desplazado. Ello permitiría deducir que flanqueaban un acceso, mezclando la tradición indígena de los vettones que los tallaban desde hacía siglos con la civilización romana que predominaba en aquel momento de la historia.

Se encuentra situada en la Plaza de San Vicente, muy cerca de la Basílica de San Vicente y del Palacio de los Verdugo.

 


Ayuntamiento de AvilaEl Ayuntamiento de Avila se encuentra situado en uno de los laterales de la Plaza del Mercado Chico, en el interior del recinto amurallado. Fue construido entre 1839 y 1845 y modificado y ampliado entre 1862 y 1868. De estilo Isabelino y ejecutada en sillería de granito, la fachada, con una composición geométrica, se divide en tres cuerpos horizontales: soportales con pillares de sillería de base cuadrangular donde apoyan los arcos de medio punto; cuerpo intermedio, dividido en tres calles verticales, en cada una de las cuales se abre una puerta a una balconada; cuerpo superior coronado en torres laterales gemelas. Fue obra del arquitecto Ildefonso Vázquez de Zúñiga.

Los obreros dirigidos por el contratista Santiago Ferrer no comenzaron hasta el día 9 de diciembre de 1862 las tareas de desmonte y allanamiento del terreno que, por el norte, miraba a una plaza como antesala de la capilla de Mosén Rubí de Bracamonte. Siete años después, el 2 de julio de 1868, el señor Ferrer manifestó que estaba en condiciones de hacer entrega del edificio. El 14 de diciembre de 1868, visto el informe suscrito por la comisión especial de obras de las Casas Consistoriales, en el que se expresaba que habían examinado el edificio junto al arquitecto Marcoartu, propusieron que se tuviera como recibido, de conformidad con lo que certificó dicho arquitecto.

Con el paso de los años, buen parte de su estructura se fue deteriorando, sobre todo en lo que afectaba a fachadas y cubiertas. En este último caso, fue necesario actuar con urgencia en 1982 y 1983, bajo la dirección del arquitecto municipal Armando Ríos, a fin de reponer las cerchas de sujección porque se estaban hundiendo de forma peligrosa para la integridad del inmueble y de sus moradores. Obras menores se realizaron en el interior y se repuso en la fachada el aludido pretil o antepecho, cuyo original de Vázquez de Zúñiga prácticamemente había desaparecido.

 


  • El Tiempo

    Tiempo en Ávila
  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter