Mirador de los Cuatro Postes

Mirador de los Cuatro PostesEl Mirador de los Cuatro Postes es un monumento religioso formado por cuatro columnas dóricas de cinco metros de altura. Sobre sus capiteles están asentados otros tantos arquitrabes con las armas de la ciudad. En el centro del cuadrado formado por las columnas, sobre una peana, se erige una cruz de granito. Ésta, por un penoso acto vandálico, tuvo que ser sustituida por una más moderna en 1995.

El monumento actual data del año 1566. En ese año, el corregidor Rodrigo Dávila contrató con el maestro cantero Francisco de Arellano la construcción del “humilladero de la puente del Adaja”. Este conjunto incluía una escultura de San Sebastián y un tejadillo. En su momento también se podía visitar la ermita de San Leonardo, aunque hoy ya no existe.

El Mirador de los Cuatro Postes se encuentra situado a las afueras de la ciudad. Destaca por ser un gran mirador desde el que observar el lado occidental de las murallas. Para los amantes de las fotografías es un lugar que no se puede evitar en la visita a Ávila. Merece la pena ir durante el día, las fotos panorámicas quedan sencillamente espectaculares. Pero aquellas personas que quieran ir más allá, deberían acudir por la noche. Con la iluminación nocturna, las murallas parecen cobrar vida. Con un buen trípode y algunos conocimientos, podremos tomar instantáneas increíbles de la ciudad durante la noche y también en el atardecer.

La mejor forma de llegar hasta el mirador es en vehículo privado. Antiguamente existía una línea de autobús municipal que llegaba hasta el punto. Pero dicha línea se suprimió y actualmente ninguna pasa por la zona. Existen zonas donde poder aparcar el coche, así que eso no debería ser un problema. Quizás en fines de semana pueda haber más complicaciones a la hora de encontrar aparcamiento.

No se admiten más comentarios