Catedral

Catedral de AvilaLa Catedral de Avila, situada intramuros, es uno de los templos religiosos más importantes de toda España. Se proyectó como templo y fortaleza, siendo su ábside uno de los cubos de la muralla de la ciudad. Su construcción comenzó en el siglo XII y no terminó hasta el siglo XV. Esto otorga al edificio un marcado estilo gótico. Se considera como la primera catedral del mencionado estilo en España. Las partes más antiguas del edificio tienen trazas de estilo románico. Del siglo XIII son el primer cuerpo de las torres y las naves y del XIV el segundo cuerpo de las torres (una de ellas inacabada), el claustro, las bóvedas y los arbotantes. Ya en el siglo XV se terminan todas las obras de la catedral y en 1475 Juan Guas construye el reloj mecánico. Además trasladó la primitiva portada occidental al lado norte.

La planta posee influencias francesas (estilo borgoñón) y cierta semejanza con la Basílica de Saint-Denis, la primera iglesia gótica. De gran originalidad es la cabecera, por un doble motivo: al exterior se encuentra fortificada, a modo de ábside macizo y almenado, popularmente conocido como “Cimorro”; mientras que al interior presenta un doble deambulatorio, con finas columnas y arcos ojivales, que aportan a este espacio una sensación de ligereza y diafanidad.

El resultado final de todo este proceso es un templo de 85 metros de largo y 42,5 metros de ancho. Una proporción dupla fiel al equilibrio gótico, con un desarrollo vertical de 28 metros en la nave central. Ésta solo 10 metros de ancho.

Se puede encontrar más información sobre horarios y precios en la página web de la Catedral de Avila.

 

No se admiten más comentarios