Basílica de San Vicente

Basílica de San VicenteSituada fuera de los muros de la ciudad de Avila, la Basílica de San Vicente es un templo románico y una de las obras más destacadas de este estilo arquitectónico de todo el país. Las obras de construcción se iniciaron en el año 1130 y durante los siguientes siglos sufrió varias reformas, aunque éstas no alteraron sustancialmente su estilo arquitectónico. El material utilizado para la construcción es la “piedra caleña”, una arenisca de tonos amarillentos y anaranjados con vetas incluso rojizas por su contenido en óxidos de hierro. En algunas zonas, como el altar mayor y el ábside sur, se utilizó una variedad especialmente rica en matices rojizos, denominada “arenisca sangrante”. Fue declarada Monumento Nacional en 1923.

La autoría del edificio se atribuye al arquitecto francés Giral Fruchel, introductor del estilo gótico en España, y al que se adjudican también las trazas de la Catedral y de la Iglesia de la Magdalena de Zamora. La planta es de cruz latina, con tres naves rematadas en ábsides semicirculares y otra de transepto muy alargada, cimborrio, atrio, dos torres (inacabadas) y cripta. Los pilares son de cruz griega sobre plintos cilíndricos, con semicolumnas embebidas. Las naves están cubiertas con bóvedas de crucería, descansando sobre las laterales las tribunas, de vanos bíforos (divididos en dos partes), mientras que los ábsides tienen bóvedas de cañón y en sus extremos de horno. La cripta está dividida en tres capillas, situadas bajo cada uno de los ábsides.

El altar mayor no es el original, sino uno barroco de madera dorada con columnas salomónicas, con la figura de San Vicente en el centro y las de sus hermanas a los lados. La rejería está considerada como la más destacada de Ávila en su estilo. Pero el elemento más destacado del interior de la basílica es sin duda el cenotafio de los santos titulares: Vicente, Sabina y Cristeta. De piedra policromada, es una de las obras más sobresalientes de la escultura románica en España, encontrándose además en un magnífico estado de conservación.

La entrada no es gratuita y los horarios son los establecidos por la propia Basílica.

 

  • El Tiempo

    Tiempo en Ávila
  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter