Palacio de los VerdugoEl Palacio de los Verdugo de Avila data del año 1531 y fue mandada construir por Don Suero del Águila. Está situada en la calle de López Núñez, que entonces se llamaba del Lomo. Su edificación responde al auge de la ciudad en el siglo XVI por el crecimiento por la industria textil lanar, el levantamiento de iglesias y conventos y el empuje religioso de Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz.

La fachada sobria de piedra es de estilo plateresco y de carácter defensivo, sin ventanas a baja altura y con dos anchas torres a cada lado. A la izquierda de su fachada, hay un verraco de piedra de época vétonica, similar a las decenas de ellos que está repartidos por la ciudad y a los conocidos toros de Guisando. De gran interés es el patio central inacabado, con arcadas con decoración floral y escudos de diferentes linajes abulenses, y el artesonado de la escalera.

Desde el año 2008 y tras varios años de obras de restauración, es sede permanente de la Secretaría General del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Forma parte de los bienes de interés cultural de la provincia de Ávila.

 


Casa de los DeanesLa Casa de los Deanes es una casa señorial edificada en el siglo XVI en estilo renacentista para residencia del Deán de la catedral. Está situado fuera de los muros de Avila. Consta de dos alturas con planta cuadrangular, en cuyo centro se abre un patio porticado que distribuye el espacio y que tiene la presencia de arcos carpanales de ladrillo sobre columnas de granito.

La fachada, en sillería de granito, muestra el plateresco, ya con ritmo herreriano, pero con resabios gótico-mudéjares. Se adosaron dos pisos de columnas con zapatas, buscando el efecto de galería italiana, toda ella rematada con una crestería plateresca con medallones semicirculares. En patio y fachada destacan los motivos heráldicos catedralicios.

Actualmente es la sede del Museo Provincial de Avila. Se puede encontrar más información sobre dicho museo en la página web de la Junta de Castilla y León.

 


Palacio EpiscopalEl Palacio Episcopal de Avila, también conocido como el Palacio del Rey Niño, se construyó en el siglo XII como parte de las defensas de la muralla de Ávila (España), ya que la defensa de cada puerta de la muralla estaba encomendada a un palacio.El dueño del palacio, el Obispo, tenía que defender la puerta de la catedral. El palacio estaba adosado al tramo de muralla que discurre entre dos puertas, la anterior y la puerta de San Vicente. Es el único punto del recinto amurallado donde ha desaparecido el adarve, pues vaciaron el muro y recrecieron el lienzo.

El 1775 el palacio pasó a manos del Estado cuando se suprimió la Compañía de Jesús. En ese momento albergó las escuelas públicas. A lo largo del tiempo se fue dividiendo y en él se establecieron diversos organismos públicos: actualmente alberga el edificio de Correos y la biblioteca pública de la ciudad, la cual todavía conserva la puerta original del palacio, de estilo Fruchel, de granito y rematada por un escudo.

 


Palacio de los DávilaEl Palacio de los Dávila está situado en la zona interior de las murallas de Avila y es el mejor ejemplo de palacio medieval fortificado. Fue construido en el siglo XIII en el mismo material granítico que la muralla, y se fueron añadiendo elementos hasta el siglo XVI. La fachada occidental, con ventanas geminadas en la planta superior, data del siglo XIII, con una portada gótica ojival; una segunda puerta en esta fachada es adintelada y data del siglo XIV.

Los matacanes y merlones de la fachada septentrional denotan el carácter defensivo del palacio. Destacan las dos puertas en arco de medio punto de gran dovelaje; sobre la más occidental se desarrollan unos relieves con dos salvajes encadenados flanqueados por dos caballeros con trompetas. Completa el conjunto una ventana renacentista de 1541, mandada construir por Pedro Dávila y enmarcada por columnillas y remate en frontón con el escudo de armas de los Dávila.

Está cerrado al público, luego no es posible visitarlo por dentro.


Palacio de los PolentinosEl Palacio de los Polentinos, situado en el interior del recinto amurallado de la ciudad de Ávila, fue mansión de los Condes de Polentinos hasta finales del siglo XIX, en que fue adquirido por el Ayuntamiento de la ciudad. Fue levantado a principios del siglo XVI por la importante familia Castellana de los Contreras, a quien perteneció hasta principios del siglo XVIII cuando Maria A. de Contreras y Santisteban, marquesa de Olivares, se casó con Francisco J. de Colmenares y Fernández de Cordova, conde de Polentinos.

De marcado estilo renacentista, fue diseñado por unos artífices de la escuela de Vasco de la Zarza. Cabe destacar su portada, cuyo trazado y riqueza decorativa la convierte en una de las más importantes de la ciudad y el patio adintelado.

Hoy es Archivo Histórico Militar, albergando un museo del ejército. La entrada es gratuita. Se puede encontrar más información en la página web del Ministerio de Defensa.

 


  • El Tiempo

    Tiempo en Ávila
  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter